Categories
Valladolid

Las letras de Valladolid

¿Has visto las nuevas letras de Valladolid? Como todo pueblo mágico, en Valladolid tenemos las coloridas letras para tomarse la foto. Renovadas recientemente, pasaron de ser letras de colores a pequeñas obras de arte. Entrevistamos a la artista detrás del proyecto, Carolina Carrillo. ¡Ve el video y conócela!

Como en muchas ciudades de México, en Valladolid tenemos las tradicionales letras de colores que son el marco perfecto para tomarse la foto del recuerdo. 

Las de esta ciudad se encuentran frente al ex-convento de San Bernardino de Siena, uno de los puntos turísticos más importantes de Valladolid.

Recientemente las letras fueron renovadas, y en el proceso pasaron de ser letras de colores con texturas a pinturas individuales, una diferente para cada letra.

Así lucían antes las letras de Valladolid.

Vistas de cerca, cada pintura está llena de detalles sorprendentes. El cuidado en la composición y el uso de los colores es impresionante. Al verlas, era imposible preguntarse quién estaba detrás de esta obra. Tras una breve búsqueda tuvimos la respuesta: Carolina Carrillo. 

Carolina es una artista Vallisoletana, quien fue invitada por el municipio para encargarse de este proyecto. La invitamos a una charla para conocer más sobre ella, las nuevas letras de Valladolid y su estilo artístico. 

Ve la entrevista y conoce a Carolina.

Conoce a Carolina Carrillo, artista Vallisoletana

Las letras de Valladolid – Su significado

El cada una de las letras presenta un elemento de gran relevancia para la cultura e historia de esta ciudad. La próxima vez que pases por allí, además de tomarte la foto, dedica un tiempo para ver de cerca cada una de estas imágenes. Estamos seguros de que te van a encantar. 

La primera letra presenta a un guerrero Maya, y la artista lo eligió como el primer elemento como un tributo a la civilización que existía en esta zona a la llegada de los españoles. 

La segunda representa a un conquistador español. Los personajes parecen mirarse uno a otro, no en una actitud combativa, sino de aquellos que se enfrentan a una nueva realidad donde cada uno tiene sus creencias y tradiciones.

La tercera representa al mestizaje. La artista utiliza un vestido tradicional, el terno, que es un producto de la cultura maya con sus coloridos bordados y acompañado de un rebozo, pero lo representa acompañado de un rosario, indicando la mezcla de culturas que ha tenido lugar en esta zona. 

La religión está representada en las siguientes dos letras. Una muestra a la Virgen de la Candelaria, Santa Patrona de Valladolid, y la otra a la Iglesia de San Servacio, que se ubica frente a la plaza principal de Valladolid. Esta iglesia tiene una historia peculiar, pues la iglesia original, que se empezó a construir en 1545, fue escenario en 1703 de un crimen conocido como ‘el crimen de los alcaldes’. A raíz de este evento fue demolida en 1705. Al año siguiente se reconstruyó y es la iglesia que hoy podemos ver, aunque se le dio una orientación distinta a la del templo original. Por esto esta iglesia está dirigida hacia el norte y no hacia el poniente, como era la tradición en las iglesias yucatecas de aquella época.

A continuación se presenta el gavilán blanco, llamado Zací en maya y nombre original de esta ciudad (Zacihual). Esta ave es un símbolo importante de Valladolid, e incluso forma parte del escudo de la ciudad. 

En la letra O la artista decidió plasmar la naturaleza que rodea a Valladolid. Esta letra misteriosa muestra un escenario inspirado en la jungla y donde el punto focal es un majestuoso jaguar. De acuerdo con un artículo de la revista Arqueología Mexicana, este felino tenía gran importancia para la cultura maya. No sólo se relacionaba con los temas políticos y chamánicos, sino que se le asociaba con la noche, el inframundo, la agricultura y la fertilidad, así como con la destrucción y muerte.

Esta es la la letra favorita de la artista. Fue la que más disfrutó pintar y esto se nota para la calidad en el detalle que puede apreciarse en la piel del jaguar. 

Después se presenta la jarana, el baile tradicional de Yucatán. Este baile tiene diferentes estilos, incluyendo uno que a veces se acompaña de las famosas ‘bombas’: pequeños versos hablados con un toque pícaro que buscan hacer reír a quienes presencian la danza. 

En la letra i se plasmó la fuente de la mestiza, que se ubica al centro de la plaza de armas de Valladolid. Esta fuente representa a la mujer yucateca, producto de las culturas maya y española, y que se presenta ataviada con el terno.

Por último se presenta al cenote Zací, un impactante cenote de 45 metros de diámetro, cuya bóveda parcialmente derrumbada permite apreciar sus dimensiones y el increíble color azul de sus aguas. 

Carolina es una artista empírica que se identifica con el estilo naif. Su obra es misteriosa, con figuras femeninas que parecen de otro mundo. Su uso del color también le da a su obra un ambiente que parece salido de un sueño. 

Ella además del dibujo y pintura se dedica también a la ilustración y al tatuaje. Visita la página de Carolina Carrillo en facebook para conocer un poco más de su obra.

Agradecemos mucho a Carolina por su disposición para realizar esta entrevista.

Casas en Valladolid. Profesionales inmobiliarias con años de experiencia a tu servicio.

By Dalila de León

Soy todóloga casi sin querer. Pasé de la educación a distancia al marketing de bienes raíces. Lo que más gusta es la creación de contenido digital (foto y video) y el copywriting.