Categories
Cenotes de Yucatán Cosas que hacer en Valladolid Yucatán

Cenote Hubiku desde Valladolid.

El Cenote Hubiku se encuentra a 30 minutos del centro de la ciudad de Valladolid, en un pueblo llamado Temozón puedes llegar hasta ahí de dos formas. La primera de ellas es en tu propio auto y la segunda es en un taxi de Valladolid con el que ya hayas acordado el viaje a este cenote.

(Durante la pandemia por el coronavirus te recomendamos llamar al lugar para realizar una reservación)

CENOTE HUBIKU.

En este lugar encontrarás uno de los cenotes con mas metros de diámetro en Yucatán esto hace de la experiencia un momento mágico teniendo oportunidad de despejar tu mente y disfrutar de los regalos que la naturaleza pone a tu disposición. Es importante recordarte que antes de entrar al agua del cenote es indispensable tomar una ducha en las regaderas para retirar todos los químicos y lociones que hayas aplicado antes como bloqueadores solares, perfumes y cremas. Después de haberte duchado podrás nadar en compañía de pequeñitos e inofensivos peces bagre que harán de Spa relajante para tus pies.

Peces bagre.

Después de haber nadado en este gran cenote tienes la oportunidad de conocer rasgos generales pero muy representativos de la cultura maya dándole un vistazo a las diferentes exposiciones del mundo maya que ahí se encuentran; existe la posibilidad de contratar un guía que te podrá dar un recorrido con información de gran relevancia y datos que desconocías sobre el estilo de vida y el pasado histórico de esta cultura.

Posteriormente podrás visitar un pequeño museo del Tequila donde te explicarán a grandes rasgos como se realizaba artesanalmente el tequila en esta región y el tipo de agave que prolifera en estas tierras.

En Hubiku podrás disfrutar de una rica comida típica como la cochinita pibil o los lomitos acompañado de un fresca agua de sabor o una fría cerveza, ¿se te antojo? Porque a mi sí, después de haber nadado en el cenote y haber hecho el recorrido quedarás exhausto y lo único que querrás será disfrutar de una deliciosa comida y de la serenidad de su bello restaurante.

AH PUCH, dios maya de la muerte.

El ambiente es totalmente familiar aunque lo que siempre te recomendaremos es que tengas bajo vigilancia a tus hijos o niños pequeños que estén bajo tu cargo, para sentirte mas cómodo, seguro y disfrutar de tu estancia en el cenote podrás contratar el servicio de chaleco salvavidas.

Honestamente es una experiencia que no te puedes perder, ya sea que vivas en Valladolid o estés de paso debes conocer este bello lugar. Y para aquellos que están decidiendo venir a vivir aquí es un beneficio más que les otorga Yucatán.