Categories
Tradición yucateca Valladolid Yucatán

Los traviesos Aluxes, una leyenda maya que debes conocer.

Se cuenta de generación en generación que en el territorio Maya, antes de la existencia de cualquier civilización vivían pequeños seres llamados Aluxes; pequeños duendes o enanos de la selva que vivían en armonía con la naturaleza. Se cree que los Aluxes vivieron desde la creación de la tierra y por eso se les atribuye inteligencia, poder y mucha magia.

Se dice que su aspecto físico es parecido al de un niño de origen maya de entre 3 y 4 años, acompañados de un perro pequeñito de barro saltan y juegan con una actitud tierna pero muy traviesa.

Pequeña ilustración de Aluxes.

En la época prehispánica durante el auge de la cultura Maya se realizaban piezas de barro en forma de duende, tardaban aproximadamente 9 días en crearlas y era un ritual con distintos y estrictos pasos a seguir. Se comenzaba a dar forma al duende dentro de una cueva donde pudieran sacar barro; corre aún el rumor entre la gente de esta región que se colocaba sangre de la persona que “adoptaría” al Alux en el barro que utilizaban. Después de terminada la pieza se debía construir una casita para el enano. Las casas o chozas para el duende se colocaban en cuevas, en medio de la selva, cuerpos de agua como cenotes y manglares, zonas arqueológicas y en gran medida dentro de las milpas y establos de sus creadores.

Los Aluxes se creaban con la intención y la creencia de cuidar de aquel lugar donde se le colocaba ahuyentando a los ladrones o intrusos de distintas formas; con pedradas, ruidos y gritos extraños, enfermedades y maldiciones; así, definitivamente lograban darle una buena lección a aquel que se atreviera a robar.

Dentro del bello municipio de Valladolid se encuentra el cenote Samulá donde se puede observar (según visitantes y trabajadores) en una de la partes mas altas de la piedra un Alux que ha cambiado inexplicablemente de posición en algunas ocasiones. Esto podría ser un acto que realiza alguna persona para darle vida a la leyenda, pero probablemente no, o quizá si…

Actualmente se comenta que los Aluxes mueven las cosas de lugar, balancean las hamacas de los que duermen plácidamente durante la noche y en algunos casos llegan a enfermar al que duerme pasando su mano pequeña sobre su rostro.

Pero estos seres traviesos y molestones tienen una forma de apaciguar sus ganas de fastidiar. Se le obsequia una ofrenda con maíz y pozol como símbolo de amistad y como medio para mantener la armonía entre las personas que viven en la casa y el Alux.

Cenote Samulá, Valladolid.

A pesar de ser solo una misteriosa y mágica leyenda existen aún muchas familias que suelen usar a los Aluxes para motivar a los niños a realizar ciertas tareas y obedecer las reglas de casa. Así que ya sabes, a dormir temprano porque si no un Alux mecerá tu hamaca para interrumpir tu sueño.

Valladolid, Yucatán te espera con esta y muchas leyendas más, ven a conocerlas.