Skip to content
Home » Español » Vender una Propiedad Heredada

Vender una Propiedad Heredada

Hemos escuchado en más de una ocasión sobre las dificultades presentadas para vender una propiedad heredada. Aunque las causas son diversas, regularmente se debe a que la propiedad en cuestión proviene de una herencia.
En esta entrada abordamos pormenores y soluciones a esta situación. Incluimos también lo necesario para prevenir conflictos o decepciones en una operación de esta naturaleza.

Dándole sentido al Patrimonio

Se dice que las opciones para hacerse de una propiedad son pocas. Compras de contado, utilizas un crédito o te la heredan.
Para aquellos con la fortuna de hallarse entre los que describe la última opción, es importante darle sentido.

Recibiendo la propiedad Heredada

El proceso comienza al momento en que aceptamos recibir la herencia. Esto es sencillo si procede de un testamento. Con un testamento evitarás problemas familiares, juicios y gastos extra.  
Lo que sigue es pagar los impuestos derivados de la adjudicación. Esto se refiere al ISAI (Impuesto Sobre la Adquisición de Inmuebles), tal como si compraras una casa. El primer factor a tomar en cuenta para calcularlo es el valor de la vivienda. El segundo es la Entidad Federativa donde la propiedad se halla asentada.  
Para completar la adjudicación del inmueble, se pagan derechos de registro y los honorarios del notario.

Para vender la Propiedad Heredada

Alguien podría objetar que nos saltamos el proceso de escrituración, pero no es así. Una vez adjudicada la vivienda heredada por testamento, esta se puede vender. 
En ese caso, habrá que ocuparse de las obligaciones regulares acerca del proceso de compra venta de cualquier propiedad. Comenzando por cubrir el ISR, además de realizar la escrituración

Otros Casos

En caso de que la propiedad esté hipotecada, quien hereda debe cancelar o liquidar la hipoteca correspondiente. Esto se hace para lograr la adjudicación.
Para la situación de que existan varios herederos y uno se niegue a vender la casa, hay varias soluciones:
Adjudicación a un heredero. La casa no puede dividirse. Quien se niega, cubre el costo de la parte correspondiente a los demás. Quien desea la venta, también puede solicitarla en subasta pública.
Acto de Conciliación. Es recomendable intentar conciliar a las partes en conflicto antes de las acciones judiciales. Esto se sugiere hacerlo mediante un abogado.
Subasta voluntaria. Hay acuerdo para venderla, pero no del precio. Con base en su valor, se somete a subasta pública y los propietarios aceptan o no la oferta recibida.
División judicial. No hay acuerdos. La casa se somete a subasta pública y todos reciben su parte. Solo que el valor lo determina un perito y no los propietarios.

Ayuda Profesional

Cada caso es único. Sin importar el uso que desees dar al patrimonio heredado por tus seres queridos, recomendamos acudas a un profesional. En Casas en Valladolidestamos listos para asesorarte y, si lo deseas, para ayudarte a cumplir tu sueño.