Categories
Comida yucateca Tradición yucateca Valladolid Yucatán

El delicioso festín de los difuntos yucatecos: el mucbipollo.

En México se está por celebrar el Día de los Muertos, en todo el país existen variadas y abundantes tradiciones que albergan este celebración, este día se celebra con mucho entusiasmo, amor y respeto; solemos reunirnos con alegría para recordar a los que ya no están entre nosotros.

Los elogiamos poniendo en un altar elementos que creemos que les alegrarán como comida, agua, flores, veladoras, cruces y una fotografía del difunto.

En Yucatán siempre ha sido una costumbre la colocación de los altares y la elaboración de platillos típicos que se ponen a disposición de las animas durante el día de los muertos o “Hanal Pixan” que transcurre durante los días 31 de octubre, 1 y 2 de Noviembre.

Altar yucateco para los difuntos.

Es natural que la gente prepare platillos típicos de la cultura maya como el pollo en escabeche, frijol con carne de puerco, yuca, camote, calabaza y atole pero lo que definitivamente no puede faltar dentro de estos manjares es el Mucbipollo o Pibipollo.

Tradicional mucbipollo.

¿Qué es el mucbipollo?

Es una especie de tamal circular de buen tamaño que se cose entre la leña en el Pib (¿no sabes lo que es el pib? Dentro de nuestros blogs encontrarás lo que escribimos sobre el Pib, te recomendamos visitarlo). EL mucbipollo va relleno generalmente de pollo, carne de cerdo, tomate, cebolla, salsa de tomate y hojas de epazote. La masa con la que se prepara es de maíz y en ocasiones se combina con espelón que es un tipo de frijol nativo de este región.

Con la masa se hace la base, que debe quedar en forma de cazuelita, se rellena de los ingredientes previamente dichos y se tapa con mas masa. Se recubre con la salsa de tomate y se envuelve en hojas de plátano.

El platillo se coloca en el altar como plato principal y después de ello o en el mismo día de la preparación la familia se reúne a degustar este delicioso platillo honrando a las ánimas de sus familiares difuntos.

El sabor de este platillo es muy especial, ya que la leña que se coloca en el hoyo donde es cocido le suma al mucbipollo una esencia única.

¡Está delicioso! Debes probarlo.

En la actualidad no todas las familias tienen la posibilidad de hacer el hoyo en la tierra donde este platillo debe ser cocinado y por ello se suele llevar a las panaderías o con vecinos que tengan un horno donde se pueda coser, lo importante es tenerlo en el altar y en la mesa.

Esta tradición sigue viva en Yucatán, y en Valladolid podrás encontrarlo en las fondas y cocinas disponible a la venta para que puedas probarlo.